Image linked to donate page Image linked to Countering the Militarisation of Youth website (external link) Image linked to webshop

Benutzeranmeldung

Interface language

Diaspora link
Facebook link link
Twitter link
 

Tailandia: la experiencia de las mujeres transgénero en el ejército

Un nuevo documental de 9 minutos cuenta cómo viven el reclutamiento militar varias mujeres trans de Tailandia. El film también muestra el proceso del alistamiento, incluida la extracción de tarjetas rojas o negras que determinarán si la persona va al ejército por dos años o no.

La gente trans de Tailandia ha sido maltratada con frecuencia durante el reclutamiento. La Alianza Transgénero de Tailandia le ha ofrecido al ejército orientaciones acerca de cómo tratar a los reclutas transgénero. El manual When You Meet a Katoey (“katoey” es el término tailandés para una mujer trans), publicado recientemente en tailandés e inglés, apunta a guiar a los oficiales militares sobre cómo tratar de manera correcta a los individuos transgénero el día del reclutamiento, dado que en el pasado hubo abusos.

“En algunas regiones, todavía ocurren violaciones de los derechos porque los oficiales militares no entienden a los katoeys. Por ejemplo, los oficiales se burlaban y los avergonzaban, les pedían que les mostraran los pechos o si se habían hecho una operación de cambio de sexo”, dijo Ronnabhumi Sammakkarom, presidente de la Alianza Transgénero de Tailandia.

Al mismo tiempo, la Alianza ha publicado un manual de reclutamiento para katoeys. Ver la guía abajo.

También de Tailandia, la muerte del soldado raso Songtham Mudmad en el campo Payak fue la consecuencia de brutales ataques físicos descriptos como tortura. De acuerdo con la Cross Cultural Foundation, en los últimos ocho años se produjeron veintidós muertes conocidas —por tortura y otras causas “misteriosas”— de conscriptos y sospechosos detenidos en barracones militares.

Fuente: Bangkok Cocunuts, How to treat 'katoey': Thai Transgender Alliance hands out guidelines to military, 23 de febrero de 2016; The Bangkok Post, Army torture must stop, 8 de abril de 2016.