Image linked to donate page Image linked to Countering the Militarisation of Youth website (external link) Image linked to webshop

Benutzeranmeldung

Interface language

Diaspora link
Facebook link link
Twitter link
 

Auf Kommentar antworten

Corea del Sur: cuestionando Seoul ADEX 2013

Seungho

Cuando la Exhibición Internacional de Aerospacial y de Defensa de Seoul 2013 ("Seoul ADEX 2013") empezó el 28 de octubre, 22 organizaciones de la sociedad civil de Corea del Sur pusieron en práctica una serie de acciones dirigidas contra la mayor feria de armas de la región Asia-Pacífico. La coalición organizó una exhibición alternativa por su cuenta en respuesta a Seoul ADEX 2013, y la llamó Exhibición por la Paz y el Desarme. Mientras que Seoul ADEX 2013 se centró en las nuevas tecnologías y progresos de los sistemas de armamento, la Exhibición por la Paz y el Desarme puso énfasis en las consecuencias inevitables del comercio de armas e intentó desvelar la cara oculta de la feria armamentística.

A lo largo de un camino que llevaba a la sede de Seoul ADEX, los activistas instalaron 40 paneles que incidían en aspectos críticos, entre los cuales estaban las terribles consecuencias del uso de drones y munición de racimo, y repartieron folletos a los visitantes de ADEZ. Las organizaciones cuestionaron también la política del gobierno de fomento de la industria armamentística, y exigieron la revisión completa de su política de exportación de armas, y una regulación más dura en todos los materiales publicados para Seoul ADEX.

Paralelamente a la exhibición, los activistas también desarrollaron una serie de acciones directas noviolentas. El 28 de octubre, los activistas se presentaron vestidos como la Muerte y dieron la "bienvenida" a los mercaderes de la muerte a medida que entraban en el hotel para una recepción de bienvenida de Seoul ADEX 2013, junto a una gran pancarta que decía "Traficantes de armas hoy aquí. Esto no está bien." Durante la sesión de negocios de Seoul ADEX, algunos activistas "invadieron" la sede de ADEX vestidos con camisetas con el lema "¿Cuánta gente puede esto matar?" y repartieron dinero ensangrentado a los traficantes de armas. Algunos simularon ser víctimas de los drones expuestos en Seoul ADEX, portando carteles que pedían el final de la producción, uso y comercio de drones.

A continuación, la declaración conjunta acordada por 22 organizaciones el primer día de Seoul ADEX 2013 .

[Declaración hecha pública en una rueda de prensa conjunta para la IV Exhibición para la Paz y el Desarme]

¡Las armas no pueden traernos la paz!

Hoy, estamos aquí para mostrar nuestra oposición a la Exhibición Internacional Aeroespacial y de Defensa de Seúl 2013 ("Seoul ADEX 2013"), que tiene el objetivo de dinamizar el comercio de armas y potenciar la industria de defensa. Incluso en este preciso momento, innumerables personas son asesinadas por las armas en varias zonas de conflicto. Condenamos al gobierno surcoreano por albergar esta enorme exhibición de defensa que cuesta decenas de miles de millones mientras que da la espalda a los conflictos, el asesinato de personas y el círculo vicioso de la carrera de armamento, que son consecuencias inevitables del comercio de armas. También queremos transmitir nuestra preocupación por la política del gobierno de fomento de la industria de defensa como industria nacional estratégica y orientada a la exportación.

Tomamos nota del hecho de que la feria de armamento, maquillada con nombres como industria de tecnología avanzada y exportación, está en realidad facilitando la producción, desarrollo y comercio de varias clases de precisas y mortales máquinas de matar. Expresiones como "mejor rendimiento" y "diversas clases de sistemas de armas" pueden interpretarse como "matar a mucha más gente en un tiempo menor" y "diversos métodos de matar y destruir". A pesar del avance tecnológico, las víctimas civiles de las armas se incrementan cada vez más; el tema de la deshumanización en relación al control remoto de las armas es más grave que nunca. Terribles asesinatos están teniendo lugar por todo el mundo; unas personas matan a otros seres humanos sin ningún sentimiento de culpa como si estuvieran en un videojuego. Durante la última década, más de 3.000 civiles incluidas mujeres, ancianos y niños fueron asesinados por drones o Vehículos Aéreos de Combate No tripulados en Paquistán y Yemen.

Además, está creciendo la preocupación en la sociedad internacional por el desarrollo y uso de armas robóticas autónomas que destruye o mata objetivos de manera autónoma, sin intervención humana. El pasado abril, el Consejo de Derechos Humanos de la ONU emitió un informe que expresaba preocupación por el desarrollo y uso de Robots Letales Autónomos (LAR), los llamados "robots asesinos". El Consejo hizo recomendaciones a los estados que están produciendo armas autónomas o semiautónomas, incluida Corea del Sur, para que acordaran una moratoria sobre al menos las pruebas, producción, montaje y uso de LAR hasta que se decidan nuevas directrices. Corea del Sur está desplegando robots de vigilancia desarrollados por Samsung Techwin en la Zona Desmilitarizada. Este robot está diseñado para ser controlado por humanos de manera remota, pero tiene un "modo autónomo" que coloca a este robot dentro de la categoría de "robot asesino".

A pesar de ello, el gobierno surcoreano está potenciando y financiando irresponsablemente la industria armamentística sin tener debidamente en cuenta la inhumana naturaleza de las armas, la cuestión de la deshumanización o agravamiento de los conflictos debido a las armas exportadas a las zonas de conflicto. Como es bien sabido, la anteriores administraciones han estado fomentando la industria de defensa como industria nacional estratégica e industria orientada a la exportación, y la administración de Park Geun-hyetambién está subrayando que la industria de defensa debería ser la fuerza impulsora central de la Economía Creativa, y la administración está animando activamente la inversión en esta industria. La política del gobierno de fomento de la industria de armas como industria exportadora nacional principal a expensas de la vida de los demás, no puede ser considerada como moralmente deseable. Además, entre los países a los que exporta armas Corea del Sur, encontramos estados como Turquía, Indonesia, Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudí, Paquistán e Israel, que están inmersos en conflictos u oprimen minorías étnicas. Las armas que se produjeron y se exportaron en búsqueda del beneficio económico están siendo usadas para matar o amenazar las vidas de otras personas. La industria armamentística no puede ser tratada igual que otras industrias. Por el contrario, debería ser regulada minuciosamente siguiendo rígidos estándares. El gobierno surcoreano debería revisar su política de fomento de las exportaciones de armas, e introducir normativas coherentes con el principio de paz consagrado en la Constitución y con los estándares internacionales de derechos humanos.

Además, la Exhibición de Paz y Desarme expresa su honda preocupación ante al política gubernamental que justifica el impulso a la industria armamentística y su expansión, y que extiende la cultura militarista por toda la sociedad. Recientemente, el gobierno y las autoridades militares han estado potenciando y expandiendo la educación en seguridad, que se traduce en formación paramilitar bajo el nombre de seguridad nacional. Los campamentos militares que enseñan cómo manejar armas letales e incitan a la hostilidad se imponen en nombre de la educación. Nos preguntamos con preocupación qué tipo de ayuda puede proporcionar esto para el desarrollo integral de los estudiantes y la paz en nuestra sociedad. Deseamos cuestionar la atmósfera social que permite a la gente que lleve a sus hijos a una feria de armas sin tener ninguna duda, y que promueve la industria de armamento. Lo que deberíamos enseñar a nuestros hijos e hijas no es dar la bienvenida alegremente a los sistemas avanzados armamentísticos, sino a una sensibilidad por la paz que nos permita confrontar la realidad de que hay víctimas reales de esas mismas armas que sostenemos, y no una educación de seguridad, sino una educación para la paz.

Durante las últimas seis décadas, la tensión militar y el conflicto alrededor de la península de Corea han sido usados por el gobierno como un pretexto para dar impulso a la industria militar y renovar el armamento. Recientemente, estamos experimentando una tensión militar sin precedentes y padeciendo un militarismo más fortalecido bajo la bandera de las ideologías de la era de la Guerra Fría. Sin embargo, nuestra historia nos enseña que el conflicto y la tensión en las relaciones no pueden resolverse nunca por medios militares. Por tanto, nos oponemos activamente al desarrollo de armamento, el programa de adquisición masiva de armas y la renovación de armamento bajo la etiqueta de la "seguridad nacional", y hacemos un llamamiento a que se reemplace la hostil relación política y militar por una relación de cooperación pacífica que priorice la "seguridad" y la paz de los ciudadanos que han sido dejados de lado.

¡Las armas no pueden traernos la paz!

28 de octubre de 2013
Participantes en la rueda de prensa conjunta de la Exhibición por la Paz y el Desarme

  • Amnesty International Korea
  • Citizen’s Solidarity for Peace & Unification
  • Civil Society Organizations Network in Korea Civil Peace Forum
  • Cultural Action
  • Daejeon Women’s Association for Peace
  • Friends of Peace
  • Gunsan Center for US Military Base Suffering
  • Imagination for International Solidarity
  • Korea Peace Foundation
  • LifePeace
  • Nonviolent Peaceforce Corea
  • Northeast Asia Regional Peacebuilding Institute (NARPI)
  • One corea action
  • Peace Ground
  • Peace Museum
  • Peace Network
  • People’s Solidarity for Participatory Democracy
  • The Frontiers
  • Weapon Zero
  • Withoutwar
  • Women Making Peace
  • Young Left in Korea

Antworten

War Resisters' International is currently in maintenance. During this maintenance it is not possible to add or edit content (like comments and pages).